sábado, 12 de enero de 2013

Expedición Malaspina-Bustamante

Corbetas Atrevida y Descubierta. Fernando Brambilla (1875)

La conocida como Expedición Malaspina-Bustamante fue una gran empresa de carácter científico para la exploración de los territorios españoles de América y Asia. Debe su nombre a los capitanes Alejandro Malaspina y José Joaquín de Bustamante y Guerra, quienes concibieron la idea a imitación de las expediciones que en aquel tiempo estaban desarrollando Inglaterra y Francia.
 
La expedición partió de Cádiz el 30 de junio de 1789, formada por las corbetas "Atrevida" y "Descubierta" y liderada por Malaspina y Bustamante. Entre sus objetivos destacaban la labor cartográfica, el estudio de flora y fauna y, además, estudios de carácter antropológico.

La ruta seguida por las corbetas fue la siguiente: En aguas del Atlántico, y partiendo de Cádiz: Islas Canarias- Montevideo- Patagonia- Malvinas; a mediados de noviembre, la expedición se adentra en el Pacífico, bordeando toda la costa occidental del imperio español, arribando a Acapulco en abril de 1791.

Desde Acapulco, la expedición siguió este rumbo: Alaska-Nutka- Acapulco (octubre de 1791)- Islas Marianas- Manila (marzo de 1792). Tras explorar las costas filipinas, las corbetas se dirigieron hacia las islas de la actual Indonesia, costa de Australia (diciembre) y Nueva Zelanda. Finalmente, la expedición llegó a Cádiz el 21 de septiembre de 1794.

La información y conocimientos obtenidos por la expedición no solo fueron numerosos, sino también de incalculable valor. Sin embargo, el informe de Malaspina, Viaje político-científico alrededor del mundo, no fue publicado hasta casi un siglo más tarde, en 1885, debido a su caída en desgracia por sus opiniones proautonomistas con respecto a los territorios americanos, lo cual ofendió a Godoy, Príncipe de la Paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada